Las Redes de Apoyo de Cercanía para personas mayores en riesgo de soledad o de aislamiento social es una estrategia de intervención social que promueve UNATE y la Fundación PEM en diversos municipios de Cantabria y que ya está activa en Rasines. Un equipo multidisciplinar conciencia sobre los efectos de la soledad no deseada en las personas mayores, por una parte, e interviene reactivando y animando las redes de apoyo mutuo localizadas en el territorio.

 

Es un proyecto para 

  • Detectar situaciones de soledad no deseada en personas mayores.
  • Fomentar la participación ciudadana en una red de apoyo a personas mayores.
  • Colaborar con las autoridades locales en estos temas.

La metodología 

  • Hace a las personas mayores protagonistas activas del proyecto, involucrándolas en el diseño de la red. 
  • Tiene en cuenta las necesidades y deseos de las y los beneficiarios.
  • Se apoya en el tejido social (vecinos, comercios, asociaciones, etc.) del barrio en el que se desarrolla y lo pone en diálogo con el tejido institucional (servicios sociales, servicios sanitarios, otros…).

La propuesta

Se trata de un modelo de colaboración público-privada que integra las siguientes líneas de actuación: 

  • Diagnóstico: El punto de partida es un estudio sobre la situación de la soledad en el municipio para saber, no solo quienes son y dónde están, sino, sobre todo, cómo viven su soledad y qué necesitan.

Se trata de identificar:

    1. personas en situación de soledad no deseada y sus necesidades individuales. 
    2. recursos cercanos existentes para abordar dichas necesidades. 
  • Participación ciudadana: Promover la implicación de los vecinos y comerciantes del barrio en el apoyo a las personas mayores; especialmente, el proyecto pretende promover el voluntariado de las personas mayores destinado a ayudar a otras personas mayores (intrageneracional).
  • Cuidados personalizados: La Red intenta poner en relación: 

(i)las necesidades y deseos de cada persona que vive en soledad no deseada, con 

(ii) las capacidades y posibilidades de las personas y/o entidades que pueden dar apoyo. 

  • Red de Apoyo público-privada: La colaboración de la sociedad civil y de la ciudadanía con los servicios sociales municipales y regionales es fundamental para identificar casos que escapan a las capacidades de apoyo que ofrece la Red y requieren la intervención de las autoridades y para evitar duplicidades o solapamientos.  
  • Las personas mayores son protagonistas activas del apoyo que dan y reciben: Más allá de considerar a la persona mayor como una mera receptora de ayuda, el proyecto da un papel activo a otras personas mayores del entorno que dando su apoyo entre mayores se convierten en protagonistas activas de una red de apoyo inter-iguales en el acompañamiento, dando de esta manera al proyecto un novedoso carácter de solidaridad entre iguales.
  • Formación de las personas que participan como voluntarios

 

Las entidades promotoras

La Fundación Patronato Europeo del Mayor (PEM) y UNATE, la Universidad Permanente, son dos entidades sin ánimo de lucro con décadas de experiencia en el trabajo con personas mayores en Cantabria. Lejos del asistencialismo, UNATE y la Fundación PEM apuestan por unas personas mayores que son protagonistas de su vida y que son actoras de la vida social de los territorios que habitan.

Las entidades promotoras de la Red de Apoyo de Cercanía a las Personas Mayores cuentan con un equipo técnico experimentado en el desarrollo de iniciativas como la que se plantea.

PEM y UNATE tienen una experiencia de más de 40 años de trabajo en colaboración con el sector público en Cantabria, en especial con los ayuntamientos. 

 

Proyecto apoyado por el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) y el Ayuntamiento de Rasines