¿Es tu ciudad o municipio un lugar amigable con las personas mayores?

Un buen lugar para envejecer es una comunidad sensible a las necesidades, diversidad y autonomía de las personas mayores. Aunque llevamos años de trabajo para conseguir que el diseño de las políticas públicas locales tenga en cuenta este criterio básico, falta mucho por hacer. La Organización Mundial de la Salud creó en 2010 la Red de ciudades y comunidades amigables con las personas mayores y, en Cantabria, 18 municipios se han adherido formalmente a la misma. Para pasar de la declaración formal a las transformaciones reales hay que tener en cuenta que  una ciudad o comunidad amigable con las personas mayores es un buen lugar para envejecer, donde las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social se diseñan y reorganizan en un proceso de mejora continua.

Las ciudades y comunidades amigables con las personas mayores promueven el envejecimiento activo y saludable. Por tanto, se preocupan por el bienestar durante todo el curso de la vida, ayudando a que las personas mantengan su independencia por el mayor tiempo posible y proporcionando atención cuando es necesario, con respeto a su autonomía y dignidad.

Una ciudad amigable con las personas mayores:

  • reconoce la diversidad de las personas mayores
  • respeta sus decisiones y opciones de forma de vida
  • anticipa y responde de manera flexible a sus necesidades y preferencias relacionadas con el envejecimiento activo.
  • promueve una cultura de inclusión compartida por personas de todas las edades

Para que todo esto se haga realidad, la OMS recomienda trabajar en ocho grandes áreas de intervención:

¿Crees que tu municipio es amigable con las personas mayores?