Skip to main content
ActualidadInformación Institucional

Fundación PEM y UNATE rescatan y preservan las historias de vida de las personas mayores con el proyecto Legado Cantabria

By 22 junio, 2021No Comments
  • La memoria y el patrimonio intangible de la región estará disponible para público general e investigadores y será custodiado por la Filmoteca de Cantabria.
  • Las primeras historias rescatadas son las de dos mujeres de 102 y 101 años de edad.

Toda vida vivida es heroica. Especialmente si se acumula el éxito de la longevidad. Por tanto, toda persona mayor acumula una memoria histórica y un patrimonio inmaterial que necesitamos conocer, transmitir, preservar. La Fundación Patronato Europeo de Mayores (PEM) y UNATE, La Universidad Permanente, comenzaron a finales de febrero de este año a trabajar en Legado Cantabria, un proyecto que cuenta con el apoyo de las direcciones generales de Patrimonio Cultural y Memoria , y de Acción Cultural del Gobierno de Cantabria.

Legado construye una historia oral de Cantabria a partir de las Historias de Vida (HdV) de personas mayores de 70 años que residen en la región. Con una metodología cuidadosa y respetuosa con las personas protagonistas del proyecto, Legado Cantabria ayuda a que esas historias fluyan y las documenta en una grabación audiovisual que luego es transcrita y preservada para su consulta por investigadores sociales y académicos. El público general puede acceder a resúmenes de estos testimonios invaluables a través de la página web Legado Cantabria, en la que se van volcando las HdV ya procesadas, y la Filmoteca de Cantabria será la entidad depositaria de todo este “legado” para preservarlo en el tiempo.

Un equipo, liderado por Zhenya Popova, es el encargado de localizar a las personas mayores en función de la diversidad que este colectivo acumula y trabajar con ellas de forma pausada para que puedan narrar su historia. El rescate y el procesamiento de cada una de estas HdV puede suponer una media de entre 80 y 120 horas de trabajo. Por ello, Legado Cantabria quiere lograr documentar unas 60 historias de vida cada año y poder aumentar ese ritmo en función de los recursos disponibles.

Las primeras historias que se han rescatado son las de dos mujeres de muy diferente perfil: María Jesusa de la Vega Ruiz, nacida en 1919 en Los Tojos (Cabuérniga) y con una historia plagada de guerras, exilios, movilidad y supervivencia, y Lucrecia Diego García, nacida en 1920 cerca del Alto de Valvanuz y que ha residido siempre en Tezanos, donde dedicó su vida activa a la ganadería de ovejas y vacas, a la elaboración y venta de quesos, a la huerta, “a llevarse bien con los otros”.

El proyecto se ha presentado este martes 22 de junio en el Palacio de Festivales de Santander, con la presencia del vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga, el presidente de Fundación PEM y UNATE, Modesto Chato de los Bueys, y la intervención de Zoraida Hijosa, directora general de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica, y de Gema Agudo, directora general de Acción Cultural.