Skip to main content
Acción CulturalActualidad

José Ramón Sánchez presenta Vivir para Dibujar en Espacio Magallanes

By 24 enero, 2022No Comments
  • Una obra que recopila el ingente trabajo creativo a lo largo de su carrera como dibujante, pintor e ilustrador.
  • Miércoles 26 de enero 19:00h, c/ Magallanes, 6. Santander
  • Entrada gratuita hasta completar el aforo de seguridad

UNATE, La Universidad Permanente, añade a su actividad cultural abierta al público en general, la presentación de la obra recopilatoria del dibujante cántabro. A través del diálogo entre el artista y el editor de la obra, Jesús Herrán, se realiza un recorrido que abarca prácticamente toda su creación.

Esta obra recoge en 923 imágenes una muestra de los dibujos a lapicero que ha realizado José Ramón Sánchez a lo largo de toda su vida, desde los seis hasta los ochenta años. Representa el testamento profesional de un artista que ha cimentado su obra en la solidez del dibujo.

José Ramón es considerado hoy en día como uno de nuestros dibujantes más grandes. Ha alcanzado durante su trayectoria profesional el Premio Lazarillo y el Premio Nacional de Ilustración, entre otros, y, ante todo, el cariño de una generación de jóvenes que aprendieron a dibujar con él y continúan considerándolo su maestro.

2022 será el año del artista. Le será otorgada la Medalla de Plata de Santander y la Consejería de Cultura del Gobierno Regional prepara una exposición homenaje al dibujante, pintor e ilustrador. Una muestra itinerante en espacios de Santander, Potes, Laredo y Torrelavega, que en otoño viajará a Madrid.

UNATE se suma, así, al homenaje y reconocimiento al artista, abriendo Espacio Magallanes, como punto de encuentro cultural y de participación intergeneracional.

José Ramón Sánchez, Premio Nacional de Ilustración 2014, y en este 2022 le será otorgada la Medalla de Plata de la ciudad de Santander, nace en Santander el 4 de octubre de 1936, donde vivirá hasta los 12 años. En 1955 hace su primera exposición de caricaturas en el Museo Municipal de Pintura de Santander. Dos años después se traslada a Madrid y entra a trabajar en los «Estudios Moro». En 1961 comienza su actividad como cartelista publicitario y obtiene los primeros premios correspondientes a la Feria Internacional del Campo (1962), Festival Internacional de Cine de San Sebastián y Día Nacional de Caridad. En 1968 obtiene, en la I Bienal del Deporte en las Bellas Artes, la medalla de plata y el primer premio en la modalidad de trofeos deportivos. Hacia 1970 comienza su actividad como ilustrador de libros infantiles y didácticos.

Realiza para el Partido Socialista Obrero Español los carteles y las ilustraciones del programa en las campañas electorales de 1977 y 1979. Obtiene el Premio Lazarillo en 1978 al mejor ilustrador español por la colección El aprendiz de brujo, y es nominado por la misma obra para el Premio Internacional «Hans Christian Andersen». Ilustra La Constitución del 78, destinada a los alumnos de E.G.B., por encargo del Ministerio de Educación. De 1980 a 1982 es su obra La gran aventura del cine, compuesta por 104 cuadros pertenecientes a otras tantas películas y 20 retratos de actores y actrices. Esta obra la expuso en 1982-83 en el Museo Español de Arte Contemporáneo, y en julio y agosto de 1983 en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santander.

Su pasión por el cine volvió a quedar reflejada en la exposición 50 años de cine español, 1985, a la que siguió, en 1989, Nijinsky y los grandes ballets rusos. Tras un cierto alejamiento, 1993 marcó su regreso a la ilustración con el Retablo infantil, sobre la obra de Manuel Llano, y El Quijote. En esta última obra da vida, en 80 óleos y casi un millar de dibujos a lápiz, a los inmortales personajes de Cervantes e inicia su acercamiento a la técnica del óleo y, a la par, a la pintura. Desde ese momento se suceden los trabajos de envergadura, con publicaciones lujosas y de gran formato en las que alterna el óleo con el dibujo a lápiz de detalles.

Fruto de esta labor son los libros Monstruos, duendes y seres fantásticos de la mitología cántabra (1994), La vuelta al cine en sesión continua y La Biblia contada a todas las gentes (1997).

En 2000 puso en marcha su exposición Amores del cine, una nueva mirada al séptimo arte, a la que siguió, en 2002, un proyecto colosal, Moby Dick, para el que creó, junto con Ángeles de la Gala y Jesús Herrán, la Editorial Valnera.

En esta editorial ha publicado sus últimas y celebradas obras: Moby Dick, El cine de los Escolapios (las memorias del artista), Gentes de Sotileza, El taller de los maestros, Los días del retablo, Diez judíos en La Casona, Miradas, Transiciones, Agenda 2008, Cantabria: la epopeya I. Segisama y Cantabria: la epopeya II. Monte Vindio, un monumental Beato del siglo xxi para la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria, Memorias de un día, Años difíciles, Cuando el abuelo fue niño, Moby Dick en versión cómic, y Vivir para dibujar.

 

Nota: Pie de foto: Los santos inocentes (cortesía del autor)

DATOS TÉCNICOS

Título: Vivir para dibujar – Autor: José Ramón Sánchez – Prólogo: Jesús Herrán Ceballos – Formato: 21 x 29 cm – Imágenes: 923 – Extensión: 248 páginas – Papel: Fedrigoni offset de 140 gramos – Encuadernación: tapa dura, lomo redondo con cabezadas – ISBN: 978-84-122627-9-7