El curso de la reinvención y el apoyo sin olvidar nuestra esencia: Memoria UNATE 2019-2020

Cada curso en UNATE, la Universidad Permanente ha sido igual y distinto. Igual,  porque todas las que formamos esta familia, alumnado, docentes, equipo técnico, colaboradores y responsables de la institución iniciamos cada curso con las mismas ganas y energía de hacer y trabajar por el colectivo de las personas mayores, cerca de sus intereses, de la defensa de sus derechos, de visibilizar su presencia en una sociedad empeñada en hacerlos, hacernos invisibles, como si cumplir años nos restara inteligencia sin valorar nuestras experiencias de vida.

Distinto porque la inercia del curso siempre nos deparaba sorpresas, con nuevas propuestas, nuevos colaboradores, nuevas alianzas, un imaginario sorpresivo y cambiante que siempre ha caracterizado a UNATE, esa capacidad de adaptación a las circunstancias, al momento, a tirar `para adelante´ sin perder el rumbo y la coherencia de los objetivos de nuestra institución.

En ese contexto estábamos el curso anterior, el curso que ha marcado también un antes y un después de UNATE. La pandemia marcó nuestra actividad, nuestra vida académica, cultural, de relación con nuestra gente, como también lo hizo de la sociedad en todos los ámbitos. Un curso en el más que nunca apostamos por el estar contigo, en el que nos apoyamos entre todas y todos más que nunca y en el que a UNATE, La Universidad Permanente, le tocó reinventarse sin alterar la esencia de su mandato fundacional.

De momento, acompáñenos en este recorrido por lo que aconteció en el curso pasado consultando la  Memoria UNATE, la Universidad Permanente – Curso 2019-2020